Test de velocidad

Posted on

Los test de velocidad son muy famosos a la hora de medir o calcular el rendimiento de tu conexión a internet. Sin embargo, hay que tener cierta cautela al momento de hacerlo, pues muchas veces suelen arrojar resultados erróneos.

¿Cómo funcionan?

ejemplo de test de velocidad
Cómo realizar el test de velocidad de tu banda ancha

La manera en la que funciona un test de velocidad es realmente sencilla. Comúnmente se mide la latencia de la conexión. Para realizar esto, se envía a dicho servidor un paquete con la hora y solo se deberá esperar a que este lo reenvié. Al recibirlo, compara la diferencia de hora y reconoce cuánto tardo.

Por otro lado, si quieres calcular la velocidad al momento de descargar, basta con enviar un archivo a algún usuario. Desde ese punto empezarás a medir la velocidad con la que hace la transferencia.

No obstante, debes de tener en cuenta que no siempre estos test de velocidad arrojan resultados 100% verdaderos.

Factores que influyen en los resultados de la medida del test

Debemos tener en cuenta que el internet funciona gracias a la unión de distintas y diversas redes. Este hecho hay que tenerlo presente cada vez que queramos realizar un test de velocidad del servidor.

Una de las razones que puede afectar los resultados de dicho test es que, mientras el servidor se encuentre más lejos, hay mayores posibilidades que la conexión se vea congestionada.

¿Cómo realizar el test?

reloj de que muestra los resultados del test
Realizar el test de ADSL

Para poder realizar el test de velocidad, tienes que apagar todos tus equipos de red, a excepción del que vayas a utilizar. Luego, conectaras el equipo al un cable. Normalmente los enlaces del Wi-Fi contienen una serie de procesos que pueden empezar a limitar el sistema de banda ancha.

Como ya sabemos, la mejor manera a la hora de hacer un test es estar cerca al servidor. Si este no es el caso, no te preocupes, puedes hacerlo de todas maneras. Sin embargo, será un proceso más tedioso.

El siguiente paso a realizar es ubicar diferentes archivos que sean pesados, ya sean distribuciones de Linux y empezar a descargarlas paralelamente. Cuando empieces a ver que las velocidades a la hora de descarga se empiezan a estabilizar, haces la sumatoria de ellas. De esta manera, ya tendrás los resultados del test.

Como ya se mencionó, tienes que tener presente que estos resultados no son siempre perfectos, y puede existir un gran margen de error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *